X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Entrevista. José luis romero, coordinador de eu en alicante

"EU plantea que su confluencia sea la más votada y que el PSOE apoye a nuestro candidato"

12/02/2018 - 

ALICANTE. Tomó las riendas de EU el pasado mes de julio en su regreso a la primera línea de la actividad política (fue concejal de IU en el mandato 1995-1999 y desde 1999 a 2000, cuando dejó el acta para centrarse en el ejercicio de la abogacía) y se enfrenta a un proceso de reelección sólo seis meses después de llegar al cargo, pese a que su mandato le quedaban tres años y medio. A José Luis Romero (Bilbao, 1959) le ha sobrevenido una disputa interna que nadie esperaba y que, además, llega desde la confluencia que la propia EU capitanea: Guanyar. A quien fuese azote de Díaz Alperi en los años de dominio absoluto del PP no le falta experiencia en bregar con las dificultades. Además de coordinar EU, dirige su acusación en la causa desgajada del caso Brugal sobre el supuesto amaño del Plan General en favor del empresario Enrique Ortiz. La asamblea de EU decidirá el próximo viernes 16 sobre su futuro al frente de la organización.

-Asume el cargo de coordinador local de EU desde hace poco más de medio año, ¿cómo valora este tiempo?

-Ha sido un tiempo convulso. Es cuando se ha producido la crisis municipal [la ruptura del tripartito y la salida de Guanyar del equipo de Gobierno] y en ese sentido, desde ese momento sobre la posición que Guanyar tenía que adoptar en relación con la forma de gobernar de [Gabriel] Echávarri... Me refiero a esa posición de pensar que se tiene mayoría absoluta cunado tienes seis concejales de 29. Se suceden hechos como que el alcalde redacta un decreto para quitar las competencias a nuestro portavoz y concejal de Urbanismo [por entonces, Miguel Ángel Pavón] y justo al día siguiente salta la noticia del primer procesamiento del alcalde. Ahí se producen tensiones entre posiciones que pese a todo se tenía que continuar en el gobierno y otras que pensábamos que lo lógico era dejarlo, incluso considerando la propia influencia de Guanyar en tanto que grupo municipal que se podía tener desde la oposición, a la vista de la resistencia del PSOE a mover al alcalde del sillón. Después se produce la segunda imputación y el paso de Guanyar a la oposición. Todo eso se ha reflejado en distintas posiciones en Guanyar y lógicamente a EU que es la fuerza más importante de Guanyar.

-¿Quiere decir que la actual crisis interna que es la que ha propiciado la elección de un nuevo consejo político deriva de la salida del Gobierno?

-Eso son los hechos y el contexto en el que se produce el desencuentro tanto en Guanyar como en EU. En mi opinión, hay compañeros que crean una falsa e interesada confusión según la cual la fortaleza de EU va en detrimento de la necesaria confluencia del espacio político de la izquierda. Yo por el contrario pienso que ambas cuestiones son complementarias e imprescindibles: cuanto más fuerte sea EU, más fuerte será ese espacio de confluencia social, política y electoral. 

"El desencuentro en Guanyar y en EU se produce en el contexto de la crisis municipal; había posiciones que defendían continuar en el gobierno"

-¿Quiere decir que considera que EU es más fuerte saliendo del equipo de Gobierno en la situación en la que se encontraba el alcalde?

-No, lo del alcalde es el contexto y ahí se producen las posiciones. Es el contexto en el que se produce la crisis y en el que se crea una falsa dicotomía. Algunos pensamos que de cara a la necesaria confluencia de las izquierdas alicantinas, EU debería fortalecerse para llegar a una confluencia operativa. Cuando hablo de confusión que se crea además en el seno de Guanyar no me refiero al concepto abstracto de lo que podía ser la asamblea de Guanyar, que a día de hoy no es lo que fue cuando se creó, si no a lo que ha supuesto la burocratización de la organización de Guanyar. Ahí se crea una situación de macrocefalia. Guanyar crea una gran cabeza que es la mesa de coordinación que es la que decide la política de Guanyar, o la que pretende decidirla. Desde esa mesa donde además hay dirigentes de EU.

-Es decir, que considera que todo deriva de la transformación que ha tenido Guanyar como organización.

-Sí, se ha burocratizado. Se ha depositado todo el poder en esa mesa de coordinación y desde su portavocía se ha pretendido decidir posiciones incluso en contra de los criterios que adoptaron los concejales.

-Parece que esa división interna va a derivar en una asamblea en la que los militantes van a tener que elegir entre al menos dos listas.

-Mi posición actual como coordinador es la de mantener hasta el final la posibilidad de llegar a un acuerdo entre todos los sectores de EU.

-¿Pero cree viable ese acuerdo?

-En política todo es viable hasta que se decide la posición.

-Entiendo que su intención es presentarse en una lista para formar parte del nuevo consejo político y optar a mantener el cargo de coordinador.

-Sí, yo, a pesar de mis resistencias, el empuje de mis compañeros hace que me presente. Yo desde un sentido de responsabilidad de cuál es el rumbo que ha de tomar EU, entiendo que ahora no puedo abdicar de una posición mantenida. En esa posición está un referente como el portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, que para mí es el máximo referente institucional que tiene la izquierda alicantina. 

-¿Formará parte de su lista y del futuro consejo político, entonces?

-Creo que debe estar en cualquiera de las posibilidades, haya una, haya dos o haya cinco. Es un referente de la izquierda alicantina e, insisto, institucionalmente, el más importante.

- Hablaba del rumbo que debe tomar EU. ¿Qué pasará si resulta reelegido? ¿Cuál será su línea de trabajo?

-Lo más cercano es terminar el mandato municipal y preparar las elecciones de 2019, y esa gran confluencia que se precisa para que la izquierda irrumpa con fuerza en esas elecciones. En ese sentido, ya desde Podemos, que es un partido necesario en ese espacio, ya ha expresado con absoluta claridad que no va a optar por Guanyar y que están dispuestos a explorar con EU y con otras formaciones y personas de la izquierda de cara a formar confluencias en 2019. No entiendo entonces ese empeño de tratar de inhibir a EU, con el pretexto de la autonomía de Guanyar. Cuando uno de los partidos que han de estar en esa confluencia, Podemos, ya ha dicho que no va a estar en esa confluencia a partir de Guanyar, no se entiende el empeño de hacer desaparecer a EU cuando va a ser el referente o uno de los grandes referentes en esa próxima confluencia.

-Por partes. Ha dicho que lo primero es acabar el mandato. ¿Cuál va a ser la posición de EU en este año y medio que todavía queda para que sea agote?

-La posición de EU es participar en Guanyar para que el grupo municipal tenga la influencia que ya se ve que está teniendo por ejemplo en el tema de presupuestos, en pos de la mayoría social de esta ciudad. Esta va a ser la posición: empujar para que los intereses de la mayoría social de Alicante se queden plasmados en acuerdos municipales. 

-¿Quiere decir que no se va a permitir que prospere ningún acuerdo que no tenga en cuenta esa mayoría social?

-Claro. Es decir: pasamos de un momento en el que estábamos en un gobierno de coalición en el que, lógicamente, para sacar los acuerdos, debías de negociar con tus socios. Lo mismo para lo que queda. Como la mayoría municipal depende del acuerdo del equipo de Gobierno con otras fuerzas políticas, entiendo que Guanyar tiene mucha influencia a la hora de favorecer esos intereses de la mayoría social. La posición de EU es que desde el grupo municipal de Guanyar se empuje en esa dirección y se tenga toda la influencia posible y se intente llegar a todos los acuerdos posibles.

-¿Hay temor a que se les acuse desde otros grupos políticos de bloquear o de chantajear?  

-Es que es inevitable que te critiquen. Es el juego de la política. No se trata de bloquear nada. Hay proyectos que los concejales de Guanyar dejaron en marcha y esos proyectos desde la oposición se van a seguir reivindicando. En asuntos como los presupuestos, dentro de las limitaciones de un ayuntamiento intervenido como el nuestro, que salgan unos presupuestos que a la vez que permitan inversiones importantes como la de la DUSI, que tenga un contenido social que nos permita poder respaldarlo. Eso tiene que ver con que el equipo de Gobierno asuma gran parte de las enmiendas que estamos planteando.

-También a corto plazo, una vez celebrada la asamblea de elección del consejo político, el próximo viernes 16, ¿contempla una separación formal de EU respecto a Guanyar? 

-La confluencia en la que hoy está EU es Guanyar. Mientras dure el mandato no va a haber esa separación. La gente de EU va a seguir dentro de Guanyar. No contemplo que haya ninguna separación. Lo que sí contemplo es que Guanyar sea lo que se quiso que fuera: una plataforma política abierta donde se respeta la pluralidad, asamblearia, pero no la expresión burocrática organizativa en la que se ha convertido. El quid de la cuestión es ese. Lo que nosotros contemplamos en EU es la misma estrategia de IU federal, de hacer valer el peso de IU en el grupo Unidos Podemos, queremos seguir en ese ejercicio de unidad, pero eso precisa de una EU visible, fortalecida.

"Nosotros planteamos que Guanyar sea una correa de transmisión entre el grupo de concejales y la asamblea, sin que se lleve a votación propuestas ya cerradas en la mesa de coordinación"

-Ha hablado de que su objetivo es que Guanyar sea una plataforma política donde se respete la pluralidad asamblearia. Desde otros sectores de Guanyar y de EU se habla precisamente de que no se han respetado los acuerdos adoptados por mayoría. No sé qué tiene que decir a eso.

-En fin, lo que quiere es huir de una discusión burocratizada y plantearlo desde el punto de vista político. En Guanyar, por poner un ejemplo, el documento de organización habla de que la mesa de coordinación es una mesa cuyas sesiones son abiertas. Bueno, pues no sucede eso. Las reuniones son secretas y sus decisiones son las que se llevan a asamblea para refrendo. No, no, nosotros lo que planteamos es que la mesa de coordinación sea simple correa de transmisión de los concejales a la asamblea y que sea la asamblea, sin que haya que llevar la posición cerrada a ratificar, la que debata y decida las posiciones en el ayuntamiento. 

-¿Y cómo quedará la situación en el grupo municipal, que ahora está abiertamente dividido, después de la asamblea?

-Lo único que hago es apelar a la responsabilidad de los compañeros que tienen la representación municipal y no contemplo divisiones. En democracia, las cuestiones cuando no es posible llegar a consensos, hay que resolverlas de manera democrática... 

-¿Votación, quiere decir?

-...Y todo el mundo tiene que aceptar... me refiero a que si en el grupo hay posturas diferentes, habrá que respetar la de la mayoría y todos los concejales y todos los miembros de Guanyar y de EU deben ser leales a esas decisiones.

-A medio plazo, ha mencionado la búsqueda de confluencias y ha hablado de que se tratará de buscar acuerdos con Podemos para 2019. ¿También con Compromís?

-Habrá que explorar a todas las formaciones, y no sólo formaciones políticas, si no también sociales que están en ese espacio de la izquierda. Incluso con personas que a título individual se sumen al proyecto.

-¿Qué condiciones va a poner EU en esas negociaciones? ¿Elegir el candidato?

-No es el momento de adelantar esa cuestión, pero sí de mostrarse con grandeza de miras y abiertos a todas las posibilidades. Nadie ha planteado que el candidato de esa confluencia haya de ser fulanito o menganito. Esa cuestión es secundaria al necesario proyecto compartido que entre todos debemos construir.

-Se lo pregunto porque el actual secretario general de Podemos en Alicante, Pascual Pérez, dejó claro en una entrevista concedida a este diario, que no se iba a consentir un acuerdo como el que se fraguó en 2015 y que se iba a reclamar proporcionalidad en la lista de esa hipotética confluencia.

-Entiendo que Podemos tenga esa posición. El problema es que en aquel momento, era una formación en construcción o en formación. Tampoco había una idea sobre si presentarse como tal o no. Lo que sí se dijo desde la dirección nacional es que como Podemos no se iba a presentar, que iban a apoyar espacios de confluencia. EU se volcó como organización junto a otras personas que se acercaron a ese espacio y apostó por Guanyar. Podemos no lo hizo. Entiendo que ahora con un nivel de organización mayor, con un proyecto más definido, pretendan hacer valer su fuerza política. En ese camino es donde hay que encontrarse. 

-¿Veremos a José Luis Romero en la futura candidatura de EU o en la de la confluencia de la que forme parte?

-No. rotundamente, no. El prurito personal de estar en la vida pública lo cumplí dede el año 1995 al año 2000 y mi vanidad institucional está colmada. Yo soy un profesional de la abogacía, que me llena. Sin perjuicio de que tengo un compromiso político desde muy joven, desde la fundación de EU o incluso antes, desde la actividad sindical, y ese compromiso lo mantengo.

-Sobre sus propuestas. ¿Cuentan ya con algún avance del programa que planteará EU para Alicante?

-No hay un avance porque en estos pocos meses el actual consejo político nos hemos visto sumidos en ese momento político convulso en esta ciudad y no ha sido posible. Y luego nuestra crisis particular. Todos los esfuerzos han ido en la dirección de tener un rumbo coherente en el Ayuntamiento, por un lado, y por otro lado, en intentar llegar a acuerdos internos. Aquí ha habido al menos tres intentos de llegar a acuerdos que no han llegado a buen término porque algunos compañeros han preferido no aceptar el compromiso y mantener el conflicto.

-¿Se refiere a la convocatoria de un proceso para seleccionar a los asesores que prestan apoyo a los concejales del grupo municipal? 

-Sí, pero en definitiva el problema en esa cuestión es que no ha habido un debate político sobre cuáles eran las necesidades una vez que pasamos a la oposición y que se reduce el número de personas que apoyan al grupo. No ha habido una reflexión sobre las necesidades políticas. En ausencia de ese debate se crea otro falso debate sobre si hay que ir a un nuevo proceso, como si esto fuera la administración pública, y no una fuerza política que necesita tener esas reflexiones y esos debates para el mejor funcionamiento del grupo de concejales. Esa discusión ha faltado.

-Pero ese proceso de selección está ya en marcha. ¿Qué va a suceder?, ¿cómo va a acabar?

-Está en marcha, pero están pendientes impugnaciones de personas interesadas en ese proceso, como de miembros de Guanyar, como la impugnación que yo plantee personalmente en la asamblea que se decide convocar ese proceso. Espero y deseo que haya responsabilidad de todo el mundo y la cuestión acabe con un acuerdo razonable. Teniendo en cuenta las necesidades políticas de los concejales del grupo municipal y de la tarea que les queda este mandato.

-Volvemos al momento de 2019. ¿Cree que su balance en el Ayuntamiento de este mandato es bueno? Lo digo porque desde el resto de grupos políticos se les acusa de bloquear...

-Tengo que negar rotundamente que Guanyar haya bloqueado la gestión municipal. En cualquier balance siempre hay luces y sombras. En algunas cuestiones importantísimas el empuje de Guanyar ha conseguido desbloquear, como el tema de los graneles. Sin el empeño de Guanyar en defensa de la salud de los vecinos, estoy convencido de que esa salida del Puerto de ir a las naves cerradas no se habría producido; sin esa lucha de los vecinos y del respaldo político de Guanyar. Creo que no sólo no ha habido bloqueo, si no que se ha impulsado. También otras cuestiones como la conciliación de los intereses económicos los hosteleros y el derecho al descanso los vecinos. O las modificaciones de los planes especiales del Centro Tradicional y Casco Antiguo. O en materia de Cultura, como la gestión del Teatro Principal. Efectivamente ha habido una gestión que ha favorecido los intereses de la ciudad desde las competencias de Guanyar y lógicamente en todo balance habrá gestiones negativas, sin duda.

"La contrata de recogida de residuos y limpieza viaria hubo de fiscalizarse muchísimo más desde el inicio de mandato"

-Alguna en particular. ¿Cuáles serían esas partes de sombra en la que cabría hacer autocrítica?

-El asunto de la contrata de la recogida de residuos y limpieza viaria creo que hubo de fiscalizarse muchísimo más desde el inicio del mandato porque son conocidas las quejas vecinales en la consecución de los objetivos del contrato aunque el contrato lo queramos criticar, venga de la época del PP, creo que habría que haber fiscalizado más la prestación del servicio. Hacer cumplir a rajatabla el pliego. Quizá ahí ha faltado algo de estar más encima de la cuestión y no dejar campar a la empresa. Estamos hablando de un contrato que viene a significar la quinta parte del presupuesto municipal, y eso es mucho dinero, y de que la empresa tiene unos resultados económicos espectaculares y la ciudad no acaba de tener esas condiciones de salubridad que debería de tener con el dinero que se ha gastado para ello. 

-¿Eso no supone señalar y derivar la responsabilidad a la persona o personas que ejercieron esa competencia? ¿Se está endosando la culpa de ello a alguien?

-Más que a las personas en concreto se trata de una crítica a compartir entre todo el grupo municipal y todo Guanyar. No señalaría a las personas competente porque al final en política las decisiones se adoptan desde los grupos.   

-¿Si EU, o la confluencia de la que forme parte en las elecciones de 2019, se ve abocada a pactar y puede inclinar la Alcaldía, la dará al PSOE?

-EU lo que plantea es que en 2019, esa confluencia que se monte ha de ser la fuerza más importante de la izquierda y que el PSOE deba apoyar a nuestro candidato. Serán los resultados los que decidan. Es una cuestión posterior a las elecciones y a la vista de los resultados. En principio, nuestra posición es tener toda la fuerza para tener la alcaldía, después los resultados te ponen los pies en el suelo.

-Se lo pregunto porque el actual secretario general del PSOE, Gabriel Echávarri, está convencido de que su partido no volverá a formar una alianza con los actuales líderes de EU.

-Bien, pues respeto todas las opiniones. Desconozco si esa posición es compartida por el PSOE y vuelvo a insistir, en política... Estamos en febrero, estamos hablando de 15 o 16 meses antes de elecciones eso es un mundo. Sentar cátedra me parece temerario. Esa opinión la relativizo.

-¿Cómo ve el proceso autonómico para elegir nuevo coordinador general en EUPV?  

-Yo de lo que estoy convencido es que lo imprescindible sea cual sea el resultado..., lo mejor sería una postura pactada por todos que tuviese fuerza política, como ha ocurrido a largo de la historia. Si hubiera varias listas, creo que después de los resultados habrá que hacer un esfuerzo de unidad y todos ser leales a ese resultado. Quien se alzara con la mayoría en EU debía de tener un gesto de integración y de generosidad, por necesidad política.

-¿Se moja por algún candidato?

-Desde mi posición creo, lo necesario es apostar por la unidad con el candidato que sea.

Noticias relacionadas

next