X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El 75% de las muertes por cáncer de cabeza y cuello están ligadas al consumo de tabaco y alcohol

14/09/2017 - 

VALÈNCIA. (EP). El tabaco y el alcohol causan el 75% de las muertes producidas por cáncer de cabeza y cuello en España, donde cada año se producen unos 5.000 fallecimientos por este tipo de tumores, un amortalidad superior a la derivada de los accidentes de tráfico, según el responsable del Grupo de Investigación Marqués de Valdecilla (Idival), Alberto Gandarillas.

El investigador, que codirige un monográfico en la sede de Santander de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC), ha afirmado que "bastaría con cambiar los hábitos de conducta" para evitar estas muertes.

'El creciente impacto del cáncer de piel y cabeza y cuello, un problema evitable de salud pública' es el título del seminario que está coordinado también por Carmelo Morales, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Marqués de Valdecilla. El monográfico se celebra este miércoles y jueves en el salón de Grados de la Facultad de Derecho.

"Hay que hacer hincapié en el alcohol como causa de cáncer porque la ciudadanía ya es consciente de que el tabaco es malo (aunque deberíamos apuntar que no solo causa cáncer de pulmón sino también de otros tipos, como por ejemplo boca y garganta, esófago y vejiga). Sin embargo, no estamos tan acostumbrados a vincular alcohol con cáncer", ha manifestado Gandarillas.

En este sentido, ha señalado que aunque los índices por alcohol no son tan elevados como por tabaco, "sí hay que tenerlos en cuenta". El 25% de las muertes por cáncer, en general, están ligadas al tabaco y el 5% al alcohol, una cifra "nada desdeñable", ha insistido el investigador del Idival, quien ha incidido en que se trata de "cánceres evitables" si se modificaran los hábitos.

De este modo, la combinación de alcohol y tabaco "aumenta aún más el riesgo, que es difícil de cuantificar. Además, es complicado disociar una de otra", ha apuntado Gandarillas, quien ha señalado que 30.000 muertes al año por cánceres de diferentes tipos se estima que están causadas por tabaco y alcohol.

Para el codirector del seminario, los cánceres provocados por estas sustancias son más agresivos y con peor tratamiento. Por ello, ha abogado por una "mayor prevención y concienciación". A su juicio, "no se ha puesto el acento lo suficiente en el alcohol como una causa de cáncer".

next