X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

segunda modificación de crédito avalada por guanyar, cs y compromís

El PP aprueba cancelar los préstamos del plan de ajuste con el rechazo del PSOE: "No nos fiamos"

26/07/2018 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante da el paso necesario para que pueda producirse la cancelación del plan de ajuste al que se encuentra sometido desde el año 2012. Todos los grupos políticos, salvo el PSOE, han mostrado su respaldo a la propuesta de modificación de crédito sobre el presupuesto de 2018 por la que se plantea la amortización de los préstamos solicitados con motivo del plan de pago a proveedores todavía pendiente de devolución. Se trata de la liquidación de los 30,5 millones que todavía se adeudaban mediante el uso de 26 millones del remanente de crédito del presupuesto de 2017 (dinero no gastado) y de otros 3,8 millones obtenidos en ahorros en licitaciones de las llamadas inversiones financieramente sostenibles. 

El edil de Hacienda, el popular Carlos Castillo, ha defendido la propuesta de modificación de crédito y el uso del remanente para saldar la deuda como única vía posible para eliminar el plan de ajuste, a la vista de la respuesta oficial remitida por el Ministerio de Hacienda en el mes de febrero, en respuesta a la solicitud cursada por el Ayuntamiento en enero.

El edil no adscrito, Fernando Sepulcre, ha confirmado su respaldo a la propuesta que ya había secundado durante la fase de negociación. El exconcejal de Cs ha considerado que se trataba de una salida positiva. La segunda edil no adscrita, Nerea Belmonte, ha reprochado al PP que, como mínimo, no haya "pedido perdón" por el producto de su gestión al recordar que el plan de ajuste derivaba de las decisiones impulsadas por el propio PP durante los pasados mandatos.

El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, también ha recriminado al PP la herencia dejada al Ayuntamiento en sus años de mandato y les ha afeado que no hayan "tirado de autocrítica", ya que varios de los concejales del actual grupo municipal del PP ya estaban presentes en la corporación cuando se produjo la aplicación del plan de ajuste. Con todo, ha señalado que su formación respaldaría la propuesta (en comisión de Hacienda, se decantó por la abstención) para lograr la cancelación del plan de ajuste en coherencia a la posición que "hemos venido manteniendo desde el principio, aunque a través de una fórmula diferente que el Ministerio de Hacienda sí aplicó en 2014", para que se acogiesen ayuntamientos gobernados por el PP como el de Madrid. 

La portavoz de Cs, Yaneth Giraldo, ha confirmado su voto a favor sobre el acuerdo que ya emitió en comisión de Hacienda al considerar que debe darse un uso positivo al remanente de crédito del Ayuntamiento a la vista de que el PP va a ser incapaz de poder ejecutar obras con esos 30,5 millones. Con todo, ha insistido en reprochar a los populares el "carácter electoralista" de la iniciativa y ha anunciado que su formación planteará propuestas en beneficio de la ciudadanía para modificar las ordenanzas fiscales que ha anunciado el PP en el momento en el que se levante el plan de ajuste de modo oficial.

El líder de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha insistido en reprochar al PP su "herencia envenenada" que supuso la aprobación del plan de ajuste durante sus mandatos pasados. En esta línea, ha recordado que los créditos solicitados con motivo del plan de pago a proveedores -en realidad, el origen del plan de ajuste- se utilizaron para pagar facturas a un determinado empresario, en referencia al controvertido promotor, Enrique Ortiz. Con todo, ha explicado que Guanyar votaría a favor (en comisión de Hacienda, se abstuvo) al considerar que resultaba positivo para la ciudad, en la medida en que la retirada del plan de ajuste permitía levantar restricciones que ahora pesan sobre el Ayuntamiento como las limitaciones para contratar personal, el fin del techo de gasto para inversiones o la posibilidad de modificar las ordenanzas fiscales con ventajas para los ciudadanos. Ha añadido que, entre esos límites que quedarán eliminados, también se suprimirá la imposibilidad de crear empresas públicas o mixtas para poder municipalizar la prestación de determinados servicios.

Barcala 'saca pecho': "Este es el acuerdo más importante de la legislatura, sólo por esta medida habrá valido la pena"

La portavoz del PSOE, Eva Montesinos, también ha atacado duramente al PP por "haber arrasado las arcas públicas" y "haber dejado millones y millones de facturas en los cajones". "Ahora, después de haber pagado la resaca de su fiesta, nos piden responsabilidad para eliminar el plan de ajuste", ha señalado. En esta línea, ha recordado que el PP ya votó en contra de la cancelación el plan de ajuste el pasado mes de enero y ahora cambian de postura porque "después de haber criticado nuestro bajo nivel de ejecución presupuestario, tienen miedo de que no les dé tiempo a hacer ninguna inversión y de no haber gestionado nada cuando se avecina un periodo electoral". Así, ha señalado que el anuncio de la operación del plan de ajuste se hizo público para tapar la polémica generada por la contratación de uno de sus cargos de confianza, supuestamente vinculado a la edil no adscrita Nerea Belmonte, junto a quien llegó a visitar varias dependencias municipales y de otras entidades sociales de la ciudad. En esta línea, ha señalado que una última contratación relacionada con otro asesor "no hace más que acrecentar nuestras dudas sobre la gestión del PP".

Además, también ha señalado que fue el PP también quien votó en contra del presupuesto que ahora se pretende modificar. Ha reiterado su desconfianza en que el PP quede con las manos desatadas para gestionar los recursos públicos y ha reprochado que se pida un voto a ciegas sin saber a qué se van a destinar los escasos recursos que quedarán cuando se amorticen los préstamos pendientes.

Ya en el turno de réplicas, Sepulcre ha reiterado su rechazo a la creación de empresas públicas que había deslizado Guanyar como posibilidad; Bellido ha pedido concreción y negociación sobre las inversiones que podrían ejecutarse a partir de ahora; Giraldo ha recriminado que el PSOE pueda estar "tirando de electoralismo" para no secundar la propuesta "sólo porque no la presentan ustedes" y ha exigido comenzar a trabajar ya en la revisión de las ordenanzas fiscales. Pavón, por su parte, ha reiterado que consideraba que resultaba positivo para la ciudad y ha recordado que Castillo defendió el plan de ajuste con motivo de su aprobación como la mejor medida posible. "Si ahora trae su cancelación, significa que no era tan positivo", ha añadido.

Y por último, Montesinos ha insistido en su desconfianza respecto al PP, que quedará con manos libres para poder solicitar nuevos préstamos y ha exigido al alcalde, Luis Barcala, que explique a los ciudadanos por qué no se van a ejecutar una veintena de proyectos "que les dejamos listos para licitar" como la segunda fase de la avenida de Niza. Así, ha recalcado que "vamos a votar en conciencia, lo que nos impide dejar al PP con las manos desatadas" y ha enviado un recado a Cs para exigirle que "no haga demagogia diciendo que es lo mejor para los ciudadanos, porque lo mejor para los ciudadanos era que el PP no gobernase en Alicante y ustedes no hicieron nada para evitarlo cuando podían haberlo hecho". 

Castillo, por su parte, ha agradecido el respaldo a la propuesta, ha considerado que era "noble" reconocer que el acuerdo se planteaba a iniciativa del PP y ha acusado a Montesinos de "actuar movida por la ira de su propia frustración de no haber sido capaz de gestionar". Al líder de Compromís, Natxo Bellido, le ha manifestado que "se le acaba su discurso" y ha insistido en que la decisión de la cancelación sí está meditada y "es la única fórmula prevista por el Ministerio" pese a los intentos de la coalición en mantener lo contrario. Según Castillo, el único impedimento que tiene la medida es "su propio presupuesto" que es el que se modifica ahora y que es "fruto de sus peleas, de su parálisis y de sus envidias".

La votación se ha resuelto con los números ya señalados: 23 síes y 6 noes, los del PSOE. El alcalde, Luis Barcala, ha intervenido para defender la necesidad de que fuese el PP quienes revocasen el plan de ajuste, puesto que fueron quienes lo aprobaron. Además, ha querido reivindicar el acuerdo "como la medida más importante de la legislatura". "Sólo por esta medida habrá valido la pena" este mandato, ha dicho, y ha mostrado su agradecimiento "a todos aquellos que han tenido que sufrir" las restricciones de ese plan de ajuste. En esta línea, ha considerado que 23 votos a favor es "una mayoría aplastante" sin entrar a valorar posiciones políticas de cada grupo.

El debate del punto ha estado precedido por la intervención del representante de CCOO en el Ayuntamiento, Sergio Casares, quien ha reivindicado las mejoras sobre la plantilla municipal planteadas por su sección sindical como alegaciones a la primera modificación de crédito del presupuesto de 2018. En esa misma intervención, también ha anunciado que no presentarían alegaciones a la segunda modificación del presupuesto porque el objetivo del sindicato no es bloquear la acción de gobierno ni la gestión municipal, sino reivindicar mejoras para los trabajadores del Ayuntamiento.

También el cambio de presupuesto para amortizar los 10 primeros millones

En la misma sesión, se ha aprobado de manera definitiva la primera modificación de crédito del presupuesto municipal de 2018 en la que ya se destinaba 10 millones para amortizar deuda de los préstamos del plan de pago a proveedores. Ese primer cambio de presupuesto fue aprobado de manera inicial por unanimidad en el pleno de junio. En el acuerdo de este jueves, se planteaba la resolución de alegaciones. Entre ellas, básicamente las ya citadas presentadas por CCOO. Todos los grupos políticos han ratificado su voto a favor de la modificación de crédito, pese a que Guanyar y Compromís se abstuvieron en comisión de Hacienda. Ambas formaciones han reivindicado la legitimidad de las medidas reclamadas por CCOO.

El edil de Hacienda, sin embargo, ha insistido en que las alegaciones presentadas por el sindicato no se ajustan a los supuestos previstos en la Ley, y aunque ha reconocido que les asiste el derecho de presentarlas, ha señalado que "lo hacen porque les sale gratis". "Tengo claro que todas las modificaciones de crédito que se planteen en este ayuntamiento van a requerir un plazo adicional de aprobación para la resolución de alegaciones, aunque con ello lo único que se consigue es ralentizar", ha dicho. Con todo, ha insistido en que las mejoras en materia de Personal -que también ha vuelto a exigir CCOO en una segunda intervención- sólo van a ser posibles gracias a la cancelación del plan de ajuste "y quiero que se tenga muy claro cuál ha sido la votación de los grupos políticos en relación a ese acuerdo".

En el pleno se ha producido la toma de posesión de la nueva edil del PSOE, Rosana Arques, que asume el cargo tras la renuncia de la exconcejal de Hacienda, Sofía Morales.

Noticias relacionadas

next