X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

análisis

El oro, dispuesto a cumplir con la teoría del análisis técnico

7/12/2017 - 

CASTELLÓN. Cuando en agosto de este año el oro conseguía romper la tendencia bajista de largo plazo que había construido desde los máximos del verano del 2011 en niveles ligeramente superiores a los 1.900 dólares, desde esta sección decíamos que había que esperar el proceso correctivo a modo de throw-back a dicha tendencia bajista tras la finalización del impulso de ruptura. 

El proceso de ruptura de throw-back podríamos definirlo como la situación de vuelta de los precios a la tendencia bajista recién rota para comprobar que tras testearla efectivamente hay dinero suficiente como para provocar un cambio la tendencia de fondo en el mercado.

Primero, el impulso de ruptura quedó un poco corto al esperarlo yo en los 1.378 dólares por onza. Las fuerzas le abandonaron ligeramente tras comenzar el pasado mes de septiembre. Desde entonces, la cotización se dirigió rápidamente a la resistencia de los 1.297 dólares para perderla y quedar lateralizado entre ese nivel y el soporte de los 1.265 dólares. 

En estos momentos este soporte de los 1.265 dólares se está poniendo en tela de juicio como se recoge en el gráfico y, de perderlos, el proceso de throw-back será inevitable y nos llevará a ver el precio del 'metal de los dioses' en los 1.212 dólares. Solo de esta manera quedará patente si hay ganas y dinero suficiente de provocar un cambio de tendencia en el precio del oro. Ahí es donde verdaderamente vamos a poder ver la fortaleza del oro y si efectivamente el que no haya inflación en los mercados no es una losa en sus espaldas como lo ha venido siendo en los últimos años.

Otra opción pasa por la no pérdida del soporte ante el que se encuentra actualmente. No acabo de ver este escenario, pero podría darse puesto hay que reconocer que el soporte es importante en el corto plazo. Esto nos llevaría a un escenario de lateralidad acusada donde mientras que no se rompiese al alza la resistencia de los 1.297 dólares por onza no habría ninguna excusa para entrar en el oro más allá de vocación especulativa.

Eduardo Bolinches es director de Bolsacash

Noticias relacionadas

next