X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Patronal y Consell cierran su negociación sobre el sddr sin concretar plazos ni medidas

El plan de envases retornables entra en el limbo

19/05/2017 - 

VALÈNCIA. El plan de depósito y retorno de envases en el que la Conselleria de Medio Ambiente lleva meses trabajado, conocido como SDDR entra en el limbo. La patronal CEV y los representantes del departamento que dirige Elena Cebrián cerraron este viernes la negociación iniciada a principios de año para matizar el reconducir el rechazo empresarial al proyecto sin concretar ni plazos ni medidas.

Según informó Medio Ambiente, los cuatro meses de trabajo han servido para aclarar y consensuar entre las partes un "diagnóstico" sobre la situación del reciclaje de residuos en la Comunitat, ya que ambas partes coinciden en que existe margen de mejora. Para avanzar en esa línea, la CEV presentó este jueves una "serie de medidas abiertas" que, tal y como avanzó este periódico, van encaminadas a mejorar el reciclaje del conjunto de residuos, no solo del 9% que quedarían incluidos dentro del SDDR, por lo que su oposición al proyecto se mantiene como el primer día.

A partir de ahí, la Conselleria de Medio Ambiente "valorará y analizará" esas medidas, algo para lo que, según señala hasta en dos ocasiones en un escueto comunicado, no se han fijado plazos. Sí aseguró, no obstante, que las medidas contenidas en la propuesta de la patronal se deberán "concretar conjuntamente".

La postura oficial de la Conselleria de Medio Ambiente supone adormecer de facto una cuestión sobre la que existen sensibilidades opuestas dentro de la propia Conselleria y del Gobierno en su conjunto y que ha suscitado un fuerte rechazo empresarial prácticamente unánime y que va desde la propia patronal hasta empresas clave en la implantación de esa proyecto.

La postura empresarial, que no ha variado, fue reflejada hace casi un año en un manifiesto en contra del SDDR dirigido al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con la firma de varias empresas y asociaciones como Asucova Mercadona, Consum, MasyMas, Dialprix–, la asociación de grandes empresas Anged El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Eroski– o la confederación de empresarios del comercio de la Comunitat Cecova.

A la vista de ese rechazo, Medio Ambiente accedió a sentarse a negociar con la patronal en una mesa a la que el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro. el principal defensor del SDDR dentro de la Conselleria, se oponía. A medida que se aproximaba el final de esta ronda de reuniones, la consellera Cebrián dejó claro que el SDDR no se aplicará en la Comunitat si no cuenta con el acuerdo de todos los agentes implicados en su desarrollo: administración, empresas y consumidores. 

Incluso dijo entonces que, una vez cerrados los contacto técnicos con la CEV, se estaba planteando iniciar una nueva ronda de negociación con las asociaciones de consumidores por considerarlos una parte esencial en el éxito del futuro sistema de reciclaje de envases, sea cual sea su diseño final. Esta cuestión tampoco ha sido concretada por Medio Ambiente: "De momento queda abierta la posibilidad de tener otra reunión, pero tampoco se ha concretado si va a haberla".

Julià Álvaro, secretario autonómico de Medio Ambiente. Foto: ESTRELLA JOVER

La postura defendida por la conselleria, que coincide con el criterio de Ximo Puig de anteponer el consenso a los plazos contrasta con la del secretario autonómico de Medio Ambiente, que no está dispuesto a renunciar al SDDR y aspira a que la tramitación parlamentaria del anteproyecto pueda comenzar incluso antes del verano.. El propio Álvaro manifestaba en una entrevista a este periódico el pasado mes de febrero que se mantenía a la espera de que la patronal pusiera sobre la mesa las alternativas que aseguraba tener para mejorar el reciclaje de envases. 

Nuevo enfoque

El comunicado que este jueves difundió Medio Ambiente refleja que la propuesta de la CEV afecta todos los envases y no sólo a los de bebidas, "por lo que se trata de un nuevo enfoque en su implicación en la problemática de residuos". 

La propuesta, según destacó tanto la Conselleria como la patronal, "hace especial hincapié en las necesidades específicas de nuestro territorio: turismo, littering, innovación tecnológica, necesidad de recursos económicos y personales". 

A juicio de la organización empresarial que preside Salvador Navarro, su propuesta fue recibida por la Conselleria "con muy buena predisposición". La patronal destacó que las mismas son fruto del grupo de trabajo en el que participan supermercados, hostelería, gran distribuición, pequeño comercio y empresas envasadoras.

"La propuesta de las empresas va en la línea marcada por la Conselleria sobre la necesidad del consenso entre todos los agentes implicados: entes locales, ciudadanos y otros agentes. Es una propuesta de solución global que afecta a todos los envases y no solo a los envases de bebidas, que suponen el 9% del volumen de envases del contenedor amarillo.", insistió la CEV, que no detalló qué medidas ha puesto encima de la mesa. "No es prudente adelantar medidas aún no consensuadas que implican a otros
agentes con los que aún no nos hemos reunido", justificaron.

Noticias relacionadas

next