X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de octubre y se habla de alicante urbanismo CONTRATAS CREVILLENT no adscrita contratos benidorm

foro organizado por aguas de alicante y cruz roja

La responsabilidad social en las empresas ha llegado para quedarse

29/05/2018 - 

ALICANTE. La responsabilidad social en las empresas ha llegado para quedarse. Esa es la conclusión a la que han llegado los representantes de nueve empresas y de la Cátedra de la Responsabilidad Social de la Universidad de Alicante, que este lunes han participado en el segundo Foro Empresas RS, organizado por Cruz Roja y Museo de Aguas de Alicante. El encuentro ha sido clausurado por el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, quien ha destacado que en breve se aprobará en las Cortes Valencianas la Ley de Responsabilidad Social de las Empresas, que incluye un código de consejos, que no son obligatorios, sobre cómo deben actuar las compañías que quieran destinar parte de su beneficio a la responsabilidad social. Alcaraz ha advertido que la primera que debe dar ejemplo es la propia Administración autonómica, que hasta ahora no lo hacía.

En el encuentro han participado representantes de empresas como Grupo Idex, Leroy Merlin, Meliá Alicante, Seur, Respuestos Braceli, Delikia, Grupo Sifu, Aguas de Alicante, Musgrave y la responsable de la Cátedra de la UA, Irene Bajo. Sus testimonios e intervenciones se han ido alternando con personas que han acudido a Cruz Roja y han encontrado trabajado o han ayudado a personas necesitadas por su exclusión en los últimos años a causa de la crisis económica. Todos los representantes empresariales han expuesto los ejemplos y las acciones que ponen en marcha sus empresas para la responsabilidad social y han llegado a la conclusión de que "la responsabilidad social es el futuro; que ha llegado para quedarse como actividad de la propia empresa y que no hay que confundirlo con altruismo". "No es solo un hecho puntual o una acción que hace la empresa; es hacer sentir a la gente y a tus empleados partícipes de un proyecto", ha afirmado Amelia Navarro, de Aguas de Alicante. José Manuel Tomás Padilla, de Musgrave, ha ido más allá y ha destacado que para que la responsabilidad social sea completa debe implicarse también la administración con los servicios públicos que presta. El presidente provincial de Cruz Roja, Antonio Navarro, y el director general de Hidraqua, Francisco Bartual, han sido los encargados de dar la bienvenida a todos los ponentes y explicar la labor que hacen sus respectivas entidades en el ámbito de la responsabilidad social.

Antes de las conclusiones, los representantes de las 9 empresas han expuesto sus acciones de responsabilidad social. Así, Rosa Martínez, de la tienda de Leroy Merlin de Alicante, ha explicado que su compañía busca que la gente disponga de hogares sostenibles y que para ello, ofrece cursos de sostenibilidad para niños de 6 a 10 años en las escuelas para crear concienciación de ello; que ayuda a familias de con riesgo de exclusión social en casas de acogida, y que ofrece prácticas a estudiantes para que puedan continuar su vida profesional en tiendas de Leroy Merlin.

Isabel González y Aurora María Botía, de Meliá Alicante, han expuesto que su cadena recoge donativos para campañas de solidaridad. En el ámbito local, Meliá Alicante hecho actividades en Alcoy y para la integración social de camareras de pisos. A nivel global, Meliá, con la marca Trip, recauda fondos para colegios de la República Dominicana y Mexico. Juanjo Alcaraz, de Repuestos Braceli, ha hablado de la capacidad que tiene el reciclaje -que es la actividad de su  empresa- y ha puesto un ejemplo de las posibilidades que ofrece para contribuir a mejor de la calidad de vida de colectivos desfavorecidos. "Si muchas bicicletas fueran reutilizadas, podrían destinarse a niños de países del Tercer Mundo".

Sus testimonios se han ido intercalando con la labor que realiza Cruz Roja en su faceta de encontrar una salida laboral con personas en riesgo de exclusión social en empresas que dedican parte de sus beneficios a la responsabilidad social. Así, Miguel Mérida, ha presentado tres casos de integración social. Eva, que con 40 años no encontraba trabajo, y finalmente, gracias a los cursos laborales que ofrece Cruz Roja, se recicló como pescatera e hizo las prácticas en el Alcampo de Alicante, donde finalmente trabaja. O Henry, que huyó de Nigeria, y finalmente ha encontrado trabajo como camarero de piso en Meliá Alicante, donde ya es trabajador indefinido. La brasileña Bruna es especialista en coaching y hace de voluntaria para la ONG y ha explicado varios ejemplos de su labor en Cruz Roja. Con posterioridad, han intervenido Daniel, que es una maestro jubilado que da clases de castellano y valenciano para adultos, muchos de ellos extranjeros que tienen problemas de idioma para socializarse y encontrar trabajo. Ha hablado de "salario emocional", la recompensa que ahora encuentra cada vez que logra que algunos de sus nuevos alumnos consigue el objetivo de aprender bien el idioma y encontrar una salida a su vida; Luz María, que es psicóloga y atiende a mujeres que han sufrido episodios de violencia de género, o Fazelle, que atiende la ludoteca de Cruz Roja en Alicante y, al mismo tiempo, prepara oposición para Policía Local.

El relato de las empresas ha continuado con Delikia. La empresa de Gandia actualmente patrocina equipos femeninos de fútbol (Valencia CF, Levante UD y Villareal CF) y baloncesto (Valencia Basket) e intenta hacer valer el lema de su campaña: "Juegan ellas, ganamos todos", según ha explicado la responsable de Comunicació, Puri Naya, quien ha explicado que el objetivo de su empresa es motivar e involucrar a todas las personas que trabajan en Delikia en la responsabilidad social. 

Seur, por ejemplo, lucha por acabar con la masculinización del sector del transporte. Según explica Maite Rubio, actualmente ya hay cuatro mujeres que se han incorporado a las tareas de reparto en vehículos, un puesto casi siempre reservado para hombres. Además de ello, Seur lleva muchas campañas de solidaridad y recaudación de fondos para sectores de niños con discapacidades, con la recogida de tapones o voluntarios de hospitales. También ha hablado del canal ético de la compañía, que obliga a todos los operarios a tener una conducta transparente y responsable. 

Grupo Sifu trabaja con discapacitados, a los que intentar buscar un puesto de trabajo en sus diferentes compañías de servicios. Según ha expuesto Salvador Cintas, actualmente, el 35% de sus trabajadores son discapacitados o personas con minusvalías. "Hacer bien, y hacerlo bien" es el lema de Grupo Sifu.  

Rubén Fernández, de Grupo Idex, ha detallado que su empresa, dedicada a la Comunicación, intenta reescribir la historia de los sectores de población que sufren exclusión social. Fernández sostiene que una empresa dedique fondos a la responsabilidad "no es un coste, es una inversión. Es una estrategia a largo plazo", ha remarcado. Actualmente, Grupo Idex tiene el proyecto okko para desarrollar proyectos de responsabilidad social, entre ellos, los que despliega con la fundación Susana Ibarra.

José Manuel Tomás Padilla, de Musgrave (supermercado Dialprix), ha expuesto que su compañía ha comenzado a aplicar la responsabilidad social a nivel local con la creación de comedores sociales en cada tienda o la implantación de actividades como la Escuela de Carnicería. 

Irene Bajo, de la Cátedra de Responsabilidad Social de la UA, ha explicado que el objetivo de su departamento es intentar que exista otra entidad o empresa con la que aplicar criterios de responsabilidad social y ha reclamado que estas tareas no sólo las ejecute la empresa privada, sino también las administraciones públicas, como empleadora de gente que es y prestadora de servicios públicos.

Por último, Amelia Navarro, de Aguas de Alicante, ha esbozado todas las políticas puestas en marcha por su empresa y que le han reportado diversas distinciones del Ministerio de Trabajo, como el certificado EFR, por la aplicación de un modelo de gestión de conciliación basado en muchas acciones. Navarro ha defendido la responsabilidad social requiere un enfoque global, de varios agentes, que debe ser aplicado en cada una de las empresas o instituciones que tengan voluntad para ello.

Por último, el conseller Manuel Alcaraz, que ha sido el encargado de clausurar el acto, ha explicado que la llegada del nuevo Gobierno valenciano, desde 2015, ha permitido elaborar una nueva normativa sobre Responsabilidad Social de las Empresas, que no existía. Actualmente, el texto está en las Cortes y en breve se aprobará. Alcaraz ha detallado que hasta llegar a la redacción del texto legislativo, su departamento ha tenido que identificar actores de responsabilidad y evitar el clientelismo de otras épocas. Ha destacado el papel que en este campo han hecho las organizaciones empresariales. Sobre el nuevo texto normativo, ha afirmado que establece unas conductas para las empresas, que no son obligatorias, sino recomendaciones. El objetivo, ha dicho, "es ahora enraizar esas prácticas en los territorios".

Noticias relacionadas

next