X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Cuatro mujeres que han formado parte del jurado de elección cuentan el proceso

Tres meses y veinte actos para elegir a la Bellesa del Foc

13/06/2018 - 

ALICANTE.- A finales de enero de 2018, los nombres de Sofía Artiaga, Mar Pina y Nito Manero, a través de una asamblea y de la elección de miembros de la Federació de Fogueres, aparecieron para formar parte del jurado que este año ha elegido a la Bellesa del Foc  adultas y a sus damas. El de Natalia Orts sonó el año pasado como presidenta del jurado de la Bellesa del Foc d’Alacant 2017. Ellas, junto a cinco personas más han sido las encargadas de compartir muchos actos, momentos esperados, anécdotas y trabajo para elegir a la representante de las fiestas de Alicante. Una labor exhaustiva que ellas mismas narran para acercar uno de los lados más desconocidos de las fiestas de la ciudad.

El proceso oficial de elección este año comenzó el 13 de febrero con la presentación al jurado de las candidatas adultas y finalizó el 19 de mayo con la proclamación de la belleza elegida. En esos meses de encuentros y trabajos, todas han tenido la oportunidad de forjar lazos, aunque algunas ya habían coincidido anteriormente. A belleza adulta este año se han presentado 77 candidatas representando a las distintas hogueras de la ciudad de Alicante. Las representantes se eligieron en la Elección de la Bellesa del Foc, que este año tuvo lugar el 5 de mayo.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Ese día, el de la elección, es sin duda, según todas las miembros del jurado el más difícil. Y es que, según Mar Pina, que pertenece al gabinete de comunicación de la Federació de les Fogueres de Sant Joan, «cuando llega el momento de elegir, dejas fuera a muchas chicas válidas y eso obviamente da pena. Pesa sobre ti la responsabilidad, yo solo esperaba no equivocarme, hacerlo bien. Son días duros».  La complicidad, el cariño y la empatía por estas candidatas se va forjando a lo largo de muchas citas previas.

Desde febrero hasta mayo, comienza un calendario compuesto  por más de veinte  actos de diversa índole. El jurado debe asistir a todos para conocer en profundidad a las candidatas y poder ofrecer el mejor criterio posible. Para esta labor, según las candidatas, no existe ninguna formación previa o específica, aunque, según señala Nito Manero, «todos los miembros somos conocedores de la fiesta en mayor o menor medida y ampliamos nuestro conocimientos sobre el protocolo de elección a medida que va transcurriendo el proceso».


* Lea el artículo completo en el número de junio de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next