X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Página del periodista

SILLÓN OREJERO

Billy Avellanas, el Eduardo Manostijeras de Tony Millionaire

Por  - 

Un muñeco rellenado con comida, basura y moscas por un grupo de ratas para que se enfrente a la señora de la casa que habitan. Ese es Billy Avellanas, un personaje cargado de rencor que protagoniza una odisea tipo Alicia en el país de las maravillas o El mago de Oz. Su autor, Tony Millionaire, una influencia para Matt Groening y Art Spiegelman. Un dibujante que trabaja sus cómics en un garaje a base de beber cervezas, encarcelado en múltiples ocasiones, y que carece de dientes, pues los perdió en un accidente

SED BUEN@S Y LEED A LA SOMBRA: DIÁLOGOS ESTIVALES

Bob Pop: "Las pantallas no son ventanas, son mirillas desde las que nos observan del otro lado"

Por  - 

El libro de Bob Pop es una suerte de ensayo, con su parte divulgativa, sí, pero también con sus villanos (Rodrigo Rato como Joker de la post-transición) y héroes. Heroína en este caso, la protagonista del último episodio “narrativo” del libro, Mi persona favorita, una anónima dependienta de El Corte Inglés tinerfeño en modo Michael Douglas justiciero en Un día de furia

LLIBRERIES

Embalant la memòria

Por  - 

Novament de mudança, l’enèsima, i no sóc capaç de posar els llibres en caixes sense mirar-me'ls amb atenció, sense intentar recordar l’emoció de la primera lectura, sense mirar quan i on els vaig comprar. De Castelló a Ginebra, passant per Itàlia i Amèrica

EL CABECICUBO DE SERIES, DOCUS Y TV

Whose streets: cuando los habitantes de Ferguson se convirtieron en insurgentes en su propio barrio

Por  - 

El policía que disparó contra Mike Brown hasta causarle la muerte tras pararle y mantener supuestamente un forcejeo, se justificó ante los medios explicando que el muerto le miró muy mal, era una mirada muy intensa en la que él sintió ver al demonio, nada menos. Con estas excusas eludió a la justica y sus compañeros llevaron pulseritas con su nombre. Un documental recoge cómo los habitantes de ese barrio protestaron por todos estos abyectos atropellos hasta hacer intervenir a la guardia nacional 

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email