X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en benidorm

El Consell no descarta derribar el antiguo edificio del Pere Maria a la espera del estudio del forjado

16/05/2018 - 

BENIDORM. El instituto Pere Maria Orts i Bosch de Benidorm sigue a la espera del futuro de sus obras. Representantes del centro acudieron este martes a una reunión con el subdirector de Infraestructuras para conocer de cerca el estado de los trabajos y el motivo por el que se habían parado antes de Semana Santa. El encuentro no sirvió para reforzar las ánimos de los mismos. Según fuentes del instituto, los técnicos no descartan incluso que se tenga que demoler el antiguo edificio que cuenta con más de 40 años de historia.

Hay que recordar que Educación adjudicó las obras a Constructora San José en diciembre del año pasado, la empresa empezó las obras un mes después, pero hace más de un mes se paralizaron porque encontraron desperfectos en la estructura del edificio que les impedía, según la mercantil, seguir con los trabajos.

Es por esto que Conselleria ha pedido un estudio externo que valore dichos desperfectos en el forjado. En caso de que el arreglo suponga más de 110.000 euros –que al parecer es lo que se espera–, tendrán que sacar de nuevo una licitación para que se adjudique a otra empresa o la misma, ya que no se podría incluir dentro del proyecto actual porque supera el mínimo de presupuesto de más establecido por la ley.

La incertidumbre por ahora es total, hasta que no haya una conclusión en el estudio encargado. Tanto es así, que los técnicos de Conselleria no descartan que se tenga que demoler por completo el antiguo edificio.

Mientras tanto, los alumnos siguen estudiando en barracones y en el edificio nuevo que se construyó al inicio del proyecto. Cabe recordar que tras el abandono de la anterior empresa sumida en la crisis, sólo quedaba un 15 del plan total, entre las que incluía algunos trabajos de electricidad y fontanería que ahora están parados por estas deficiencias en la infraestructura de la que no informaron a la empresa adjudicataria.

Según fuentes del centro, la intención del Consell es que el estudio este para principios de verano, tras lo cual, se tomará una decisión en base a lo que dicte dicho informe.

Noticias relacionadas

next