X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hércules ha agotado su crédito con Hacienda

4/07/2018 - 

ALICANTE. El crédito del Hércules con Hacienda está agotado y buena prueba de ello es no solo la contraoferta que le remitió el fisco la semana pasada al club blanquiazul, también el desarrollo de la reunión mantenida este miércoles en la Delegación Especial de València.

En la Agencia Tributaria no se creen al Hércules. Hace tiempo que se cansaron de sus incumplimientos (estamos hablando de la negociación para celebrar un segundo convenio singular que permita el pago del mismo crédito privilegiado) y de ahí que, con la Ley General Tributaria y la ya famosa Instrucción General de Recaudación en la mano, se le exija al club blanquiazul un aval bancario para respaldar un aplazamiento que además no sería del total de la deuda si no de la mitad, ya que la firma de ese nuevo convenio se condiciona al desembolso por adelantado de dos millones de euros. Dicho de otra manera, el mensaje de que no hay ingresos Hacienda no lo compra, como tampoco que haya voluntad de pagar y de ahí que obligue al Hércules a presentar una garantía que se puede hacer líquida en cualquier momento ante un nuevo impago.

La deuda con la Agencia Tributaria no es ni mucho menos el principal problema al que se enfrenta la entidad del Rico Pérez pero a nadie le escapa que para el fisco no sería un problema solicitar la liquidación forzosa del club, aunque se quedase sin ingresar los cuatro millones que le adeuda: con clubes en una situación análoga pero con una deuda mayor ya lo ha hecho y no solo una vez, como ha sido el caso del Murcia.

Carlos Parodi, que acompañaba a Quique Hernández en la reunión de este miércoles, conoce bien al Jefe de Recaudación Regional, Enrique Peris, puesto que con él y el departamento que dirige es con el que negoció en su día el primer convenio. El problema es que ahora, aunque las dependencias del fisco en València sean la ventanilla a la que dirigirse, sigue siendo desde Madrid donde tienen la última palabra, concretamente en el Departamento de Recaudación de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes donde huelga decir que el Hércules es un "cliente" conocido, pero para mal.

Noticias relacionadas

next