X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PLENO DE ELCHE

El pleno aprueba pasar el cierre de La Corredora al domingo pero el tripartito lo mantendrá el sábado

Partido Popular, Ilicitanos por Elche y Ciudadanos se unen en el pleno para sacar adelante una moción que respalda la petición de los comerciantes de trasladar el cierre de La Corredora del sábado al domingo aunque no llegará a plasmarse porque el tripartito defiende que esas decisiones son de la Junta de Gobierno y que la moción es oportunista. El Partido de Elche, socio de PSOE y Compromís, se abstiene.

25/04/2017 - 

ELCHE. El pleno de Elche ha aprobado la moción presentada por el Partido Popular para trasladar el cierre de La Corredora del sábado a los domingos atendiendo a las peticiones realizadas por un grupo de comerciantes que han recogido más de 1.500 firmas y alegan el descenso de ventas que han experimentado por esta medida que el Gobierno local tomó hace un año.

Ilicitanos por Elche y Ciudadanos han respaldado esta moción mientras que en el gobierno tripartito: PSOE y Compromís han votado en contra y el Partido de Elche se ha abstenido.

En cualquier caso, aunque la moción haya salido adelante y se haya aprobado pasar el cierre de La Corredora del sábado al domingo, todo indica que no se va a cumplir y que el cierre parcial (de doce del mediodía a doce de la noche) se mantendrá el sábado a tenor de las palabras del propio alcalde de Elche, Carlos González, que el viernes antes de celebrarse la sesión plenaria ya adelantó que este tipo de decisiones son competencia de la Junta de Gobierno y no del pleno, lo que ha sido criticado por los grupos de la oposición a lo largo del debate.

Durante su exposición, el portavoz adjunto del grupo municipal popular, Vicente Granero, señaló que el cierre de esta calle, una de las principales vías comerciales de la ciudad, durante los sábados es “una medida perjudicial para el comercio y la actividad económica que repercute en puestos de trabajo y es una causa más de que el centro vaya perdiendo poco a poco atractivo”.

Granero argumentó que trasladar el cierre de sábado a domingo es fácil de aplicar y podría ser más positivo para todas las partes ya que “se mantienen los beneficios de sostenibilidad y medioambiente (ligados a la restricción del tráfico), ese día descansan los comerciantes y es una oportunidad para el paseo, el ocio y ocupar las terrazas”.

Sin embargo, ante la negativa del equipo de Gobierno que ya adelantaron el viernes, el portavoz adjunto del PP dijo que el Gobierno local está “enrocado en el no es no, con un alcalde encerrado en una habitación de cristal, maniatado por sus socios de gobierno, incapaz de gobernar y que hace oídos sordos a los comerciantes” por lo que sentenció que la participación y transparencia a la que hacen alusión es solo “un mero slogan”.

Los otros dos grupos de la oposición: Ciudadanos e Ilicitanos por Elche también criticaron que desde el tripartito no se vaya a tener en cuenta la decisión aprobada por el pleno.

El portavoz adjunto de Ilicitanos por Elche, Fernando Durá, arremetió contra el anuncio de que se iba a mantener el cierre de la calle los sábados y criticó que no se hiciera caso “a la voluntad del pleno. Están dando la espalda a todos los ciudadanos y demuestran que de palabra prometen diálogo y consenso pero a la hora de la verdad, vemos que la transparencia se convierte en opacidad, el consenso en ordeno y mando y el diálogo en monólogo”.

Durante su intervención, el portavoz de Ciudadanos Elche, David Caballero, señaló que el equipo de Gobierno “no puede saltarse a la torera un mandato plenario” y añadió que “van a hacer lo mismo que tanto criticaban” durante la anterior legislatura diciendo que el pleno es un órgano de control y fiscalización del ejecutivo local y este tipo de decisiones es competencia de la Junta de Gobierno y no del pleno.

Caballero animó al equipo de Gobierno a que prueben a realizar el cierre de La Corredora los domingos “porque los comerciantes son los que generan riqueza, dinamizan la economía y crean empleo jugándose su patrimonio”.

Una moción oportunista

Por su parte, el concejal de Comercio, Héctor Díez, apuntó que “la moción del PP no responde a convicciones ni a un modelo de ciudad sino a oportunismo político y no vamos a entrar en ese juego”.

“Este equipo de gobierno comparte un modelo de ciudad muy claro donde priorizamos al peatón y transporte público y peatonalizar la zona centro es fundamental para convertirlo, junto a otras medidas, en un polo de atracción comercial”, afirmó Díez.

El concejal de Comercio recordó que lo de los cortes parciales de La Corredora “no es nuevo y lo han aplicado diferentes equipos de Gobierno” a lo largo de estos últimos años y añadió que todos los grupos están de acuerdo en que a medio o corto plazo el futuro de La Corredora pasa por ser peatonal.

La concejal de Movilidad Urbana, Esther Díez, señaló que este tipo de decisiones responden a “políticas valientes” con el fin de animar “al público a sustituir el uso del coche por el transporte público y la movilidad a pie”.

“Es una acción estratégica para garantizar la movilidad sostenible en el centro histórico de la ciudad y tener un espacio más atractivo para vecinos y turistas, un entorno más limpio y saludable y recuperar este espacio como lugar de convivencia y actividad ciudadana y cultural”.

Esther Díez recordó que en 2013, el PP aprobó el corte parcial de La Corredora y que ahora con la moción que presentan “priorizan el oportunismo al bienestar de los ciudadanos”.

En cuanto a pasarlo de sábado a domingo y sus efectos sostenibles, dijo que el día de más viandantes es el sábado y, por tanto, si queremos que las personas estén por delante de los coches no podemos darle el protagonismo a los vehículos el día que hay más gente por la calle.

El otro socio de Gobierno, Partido de Elche, se abstuvo aunque el portavoz,  Jesús Pareja, no pudo dar su explicación de voto en el pleno por una cuestión de orden ya que había intervenido durante el debate. En un encuentro posterior con periodistas expresó que su partido hubiera visto con buenos ojos que se hubiera probado durante un tiempo razonable pasar el cierre del sábado al domingo “para ver si eso tenía que ver en la bajada de ventas que dicen los comercios. No lo hubiéramos visto tan mal y creemos que no hubiera costado tanto pero no vamos a plegarnos a mociones del PP que buscan el enfrentamiento político”.

Por otra parte, el pleno ha aprobado instar a Aena a la instalación de sonómetros en el colegio Antonio Machado de Torrellano por su cercanía al aeropuerto de Alicante-Elche, demandar al Consell la creación de una mesa de trabajo para el diseño de un plan director de restauración ecológica del río Vinalopó y aumentar la dotación pediátrica en las pedanías ilicitanas.

Noticias relacionadas

next