X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

decreto de nombramientos 

Estos son los asesores de Barcala tras cesar al 'conocido' de Belmonte que le aboca a Fiscalía

14/06/2018 - 

ALICANTE. El Gobierno del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Alicante da a conocer la relación de cargos de confianza contratados para desempeñar funciones de asesoría casi dos meses después de su llegada al poder, tras el pleno de elección de alcalde celebrado el 19 de abril. Ese listado de nombres se conoció finalmente este miércoles mediante la publicación (regulada por Ley) de los decretos de nombramiento en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Y ya tiene una primera consecuencia: los cuatro grupos de la oposición municipal (PSOE, Guanyar, Ciudadanos y Compromís) prevén dar traslado de uno de esos nombramientos a la Fiscalía, en el marco de las diligencias que se instruyen sobre la supuesta oferta de un sueldo de 3.500 euros a la edil no adscrita Nerea Belmonte a cambio de su voto, para que se esclarezca si pudo tener alguna posible relación con la elección de Luis Barcala como nuevo alcalde.

¿De qué nombramiento se trata en concreto? De uno que dejó de tener efecto justo este mismo miércoles: el de Miguel Ángel Redondo, contratado con dedicación completa como asesor en la Concejalía de Infraestructuras (peinaba la ciudad y emitía informes sobre el mantenimiento de la escena urbana, según explicó el primer edil), con un sueldo mensual bruto de 2.513,41 euros. El propio Barcala compareció para comunicar que este mismo miércoles había firmado el decreto de su cese, después de que trascendiese a través de un medio de comunicación el presunto contenido de una declaración de Redondo en sede judicial, en relación a una causa de índole personal, en la que él habría manifestado que había percibido ingresos no declarados de Cruz Roja y de Ciudadanos (Cs).

Al margen de que, al parecer, él pudiese haber negado esa declaración, y de que tanto Cruz Roja como Cs descartasen haber efectuado nunca ese tipo de pagos a nadie (y menos a Redondo, con el que, según aseguraron desde ambos ámbitos, no consta relación de pago alguna), el propio Barcala explicó -en una comparecencia ante los medios- que se le había contratado "por sus muy buenos contactos" y que, en su destitución, no había tenido ningún efecto que Redondo pudiese haberse presentado como presunto asesor de Belmonte en distintas dependencias del Ayuntamiento y ante diversas entidades de la ciudad, según precisaron fuentes de la oposición. De hecho, las mismas fuentes precisaron que se había visto a Belmonte acompañada de Redondo en el propio Ayuntamiento. 

Por lo pronto, como ha publicado Alicante Plaza, Redondo sí es un conocido de Belmonte, ya que, según su entorno, él colaboró con la Concejalía de Acción Social durante la etapa en la que ella asumía esas competencias (junio de 2015-marzo de 2016). La propia Belmonte señaló en declaraciones a Radio Alicante que conocía a Redondo de aquella etapa aunque limitó su contacto a "un par de conversaciones". Es más, señaló que los comentarios políticos y informaciones periodísticas en los que se le señalaba como su asesor eran fruto de "una persecución" contra ella. Así, llegó a alegar que "en lo que llevamos de mandato, he tenido un tío falso, un novio falso y ahora un asesor falso" para, después, ironizar también sobre su supuesta responsabilidad "en el cambio climático".

El alcalde aceptará la petición de comparecencia en el pleno registrada por la oposición para facilitar explicaciones sobre la polémica 

Por lo pronto, el polémico nombramiento de Redondo (y su posterior destitución) tendrá igualmente una segunda derivada, al margen de esa hipotética citación del primer edil por parte de la Fiscalía. PSOE, Guanyar, Ciudadanos y Compromís anunciaron también este miércoles que iban a solicitar la comparecencia de Barcala en el pleno ordinario de junio (día 28) para que explicase la contratación de Redondo. Portavoces oficiales de Alcaldía consultados por Alicante Plaza confirmaron que el primer edil aceptaría la petición y se explicaría ante el pleno. El martes, las mismas fuentes no confirmaron la contratación de Redondo como asesor, a preguntas expresas de este diario.  

En principio, en sus primeras explicaciones sobre el polémico nombramiento facilitadas ante los medios de comunicación, Barcala precisó que no tenía "ninguna necesidad" ni "compromiso" por mantener a Redondo ni a ningún otro asesor; que no iba a consentir que existiese ninguna duda sobre la honorabilidad de "las personas contratadas para trabajar por Alicante" y, al ser preguntado sobre ello, señaló que no entendería "en absoluto" que alguien pudiese vincular la contratación de Redondo con el voto en blanco de Belmonte en el pleno en el que resultó elegido alcalde como candidato de la lista más votada en las municipales de 2015. "Me parecería muy arriesgado, pero muy arriesgado, muy tendencioso que se vinculase unas cuestiones a otras, entre otras cosas porque puede que quien lo haga, lo va a tener que demostrar", enfatizó. 

Hasta 17 cargos de confianza

Al margen de la polémica sobre el cargo de confianza ya destituido, ¿quiénes son el resto de asesores adscritos al PP? En realidad, sobre parte de ellos ya se ha venido informando hasta ahora. En su conjunto, son 17 (ya sin contabilizar a Redondo) y varios de ellos ya desempeñaron algún tipo de papel en el Ayuntamiento bajo el mandato de la exalcaldesa del PP, Sonia Castedo: una etapa de la que el PP se había propuesto desmarcarse. 

Los 17 asesores son: el periodista Vicente López como Jefe de Gabinete de Alcaldía (que ya ejercía como asesor del PP en la oposición desde 2015), con dedicación completa; del periodista Javier Izquierdo, como Jefe de Prensa, también con dedicación completa; del abogado Manuel Villar, como asesor jurídico (que ya ejercía ese papel con el PP en la oposición), contratado a tiempo parcial (90%); de la administrativa Verónica Esclapés, a tiempo parcial (75%); del periodista Luis Miguel Sánchez (a tiempo parcial, 60%), que ya desempeñó el cargo de asesor bajo el mandato de Castedo; del abogado urbanista Pablo Sánchez Chillón (a tiempo parcial, 90%); de Jorge Crespo Carralón, vinculado a la Semana Santa y contratado en Infraestructuras a jornada completa; de María Isabel Domínguez (a tiempo parcial, 75%), que ya ejercía como asesora del PP en la oposición; y del expresidente del Betis Florida, Manuel Cortés (a tiempo parcial, 50%) a quien fuentes municipales consultadas consideraron próximo a Castedo. Todos ellos fueron contratados con efecto a partir del 20 de abril: un día después del regreso del PP al Gobierno de Alicante.

Junto a ellos, también se encuentra Natalia Pérez como Jefa de Protocolo, contratada a jornada completa a partir del 26 de abril; de David Servando (a tiempo parcial, 50%), a partir del 16 de mayo; de Iván Muñoz (a tiempo parcial, 60%); de Paula Guzmán (a tiempo parcial, 40%), que también desempeña tareas de comunicación en el organismo tributario de Diputación, Suma; y de Julián Ruiz (a tiempo parcial, 50%), que ya ejerció como asesor de Alcaldía bajo el mandato de Castedo. Todos constan como contratados a partir del 15 y 16 de mayo.

Por último, figuran igualmente el exfutbolista Félix Jacinto Prieto (a tiempo parcial, 70%), con efectos de 22 de mayo; Cristina Cutanda, hija del consejero del PP en el canal de televisión autonómica À punt, Vicente Cutanda, (a tiempo parcial, 50%) desde el 18 de mayo; y, por último, el exconcejal de Acción Social durante el mandato de Castedo, Antonio Ardid (a tiempo parcial, 80%), desde el 28 de mayo.  

Noticias relacionadas

next