X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

inicia una campaña para concienciar sus efectos

Las toallitas en el váter le cuestan un millón de euros al Ayuntamiento de Elche

1/08/2018 - 

ELCHE.  Un vídeo disruptivo para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de no desechar toallitas al WC. Esta es la segunda parte de la campaña lanzada por la empresa mixta Aigües d’Elx y el Ayuntamiento de Elche y que tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía para corregir un comportamiento que incide en el cuidado del alcantarillado municipal y del Medio Ambiente.

“Es una campaña provocadora que pretende concienciar. Nunca podremos paliar ciertos problemas medioambientales sino corregimos nuestros comportamientos. Es un problema de todos”, ha explicado el alcalde de la ciudad, Carlos González.

Según ha expuesto el primer edil al año se desechan 500 toneladas de toallitas, u otros productos, que las depuradoras no son capaces de deshacer y que supone el gasto de casi un millón de euros a las arcas municipales en desatascos.


La campaña comenzó el 5 de junio, coincidiendo con el Día del Medio Ambiente, y durante este tiempo se ha difundido por distintas plazas públicas de los barrios carteles y un cubo transparente con un metro cúbico de toallitas para visualizar el problema medioambiental.

En los carteles de la campaña se explica la diferencia entre el papel higiénico y las toallitas húmedas. Mientras las primeras se deshacen en el agua y no generan problemas; las segundas, por mucho que en el envase ponga que son desechables, atascan las depuradoras y suponen un problema para el alcantarillado.

Javier Prieto, gerente de Aigües d’Elx, ha señalado que la campaña pretende tener una parte educativa para concienciar a la ciudadanía sobre que no se puede usar el WC como papelera.

Por su parte, Anonio García, edil de Medio Ambiente, ha explicado que se ha querido jugar también con la campaña de Elx Capital Verde Europea 2030. “En la campaña hemos puesto Elx 2130 para concienciar de la importancia que tiene que este problema se erradique durante la próxima década, ya que podría perjudicar la candidatura de Elche”, ha señalado el edil de Medio Ambiente.

García ha señalado que este hecho ha querido provocar y que ha querido captar la atención de los ciudadanos. “Hemos recibido muchos mensajes diciéndonos si nos habíamos equivocado con el número o si era una campaña de la oposición”, ha explicado Antonio García.


Noticias relacionadas

next