X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Portillo juega con fuego

Foto: Pepe Olivares
30/08/2017 - 

ALICANTE. Carlos Fernández y Óscar Díaz ya están en el ojo del huracán cuando apenas se han disputado dos partidos de Liga y, en el caso del segundo, sin tan siquiera haber tenido la oportunidad de debutar. Ciento ochenta minutos de competición son a todas luces insuficientes para valorar si la apuesta por estos dos futbolistas ha sido la acertada. Queda toda una temporada por delante para que los dos arietes tapen la boca a todos los que los ponen en el disparadero sin darles la oportunidad de demostrar sus condiciones.

La culpa no es suya sino del lastre que arrastran por culpa de los malos números de los encargados del gol blanquiazul en las tres últimas temporadas y, en cierto modo, también de Javier García Portillo como máximo responsable de la confección de la plantilla en el presente ejercicio.

Al de Aranjuez también se le debe dar un margen mucho más amplio que un par de partidos antes de valorar su gestión pero no se puede negar que su apuesta para la delantera es arriesgada. Nadie le felicitará si los delanteros van inflando sus cifras porque -se dice- ‘en Segunda B a un equipo como el Hércules se le presupone una superioridad a su rival en la gran mayoría de los partidos’.

Sin embargo, si los goles vuelven a brillar por su ausencia, se le podrá echar en cara que ni Carlos Fernández ha demostrado ser un ‘killer’ de área en su trayectoria -aunque haya hecho goles- y que Óscar Díaz nunca fue un ‘nueve’ nato, que apenas había visto puerta las dos últimas temporadas y que su mejor etapa como futbolista ya ha pasado, algo con lo que ya tiene que lidiar sin haberse enfundado ni un minuto la elástica blanquiazul.

Foto: Pepe Olivares

Más allá de que me parezca injusto que se sitúe ya a estos dos futbolistas en la diana, me gustaría apuntar que lo que he visto de Carlos Fernández (al que apenas conocía) me ha gustado y creo que puede aportar mucho al equipo.

En cuanto a Óscar Díaz, reconozco que hubiera preferido una apuesta por un jugador más de referencia, por un ‘nueve’ puro y no por uno que, a día de hoy, parece más un mediapunta reconvertido a ariete. Pero eso no quita que considere que Óscar Díaz atesora una calidad y una trayectoria que deben aportar mucho al equipo de Siviero y subir el nivel de la plantilla.

Lo dije hace unos días y me reitero, creo que el Hércules tiene plantilla para aspirar a lo máximo, que el trabajo de Portillo y Carlos Luque en la confección del equipo ha sido muy positivo. Ahora bien, se la han jugado con los delanteros. Se les disculparía que hubieran fichado un Carlitos (Wisla), un Boris (Recreativo), un Benja (Elche) o un Airam Cabrera (Extremadura) -por nombrar cuatro goleadores que han cambiado de aires este año- y su rendimiento no hubiera sido el idóneo. Si Carlos y Óscar no funcionan, no se les va a perdonar.

Foto: Rafa Molina

Noticias relacionadas

next