X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ramírez: "Es como chocar contra un muro"

Foto: Juan Carlos Soler
18/05/2017 - 

ALICANTE. Muy gráfico se mostraba el presidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez este jueves cuando era interpelado por Alicante Plaza sobre cómo se encuentra la negociación del club con la Agencia Tributaria.

“Es como chocar contra un muro", decía el empresario vasco para referirse a la negativa que mantiene desde hace una semana el fisco a aceptar su última propuesta de pago fraccionado que permita dar una salida ordenada a los 4,3 millones de euros que le adeuda el club. Ramírez desglosaba la misma una vez más, insistiendo en sus puntos fuertes que pasan fundamentalmente por el pago por adelantado de las cantidades correspondientes al primer año o las garantías, un aval bancario y bienes inmuebles, que aseguran los importes de los ejercicios siguientes. 

El citado planteamiento se lo hizo llegar a Hacienda hace nueve días, en el transcurso de una reunión en su Delegación Especial de València, pero fue rechazado solo 24 horas después por lo que desde entonces el club multiplica sus esfuerzos pero ahora exclusivamente en los despachos de los políticos. Al hilo de lo anterior, Ramírez agradecía con mucha insistencia “el firme apoyo" de Ayuntamiento y Diputación, "tanto de Gabriel Echávarri como de César Sánchez” si bien dejaba claro que la solución “depende de más arriba”.

A juicio del empresario, la viabilidad del Hércules y por tanto la posibilidad de que la Agencia Tributaria y el resto de acreedores perciban las sumas que se les adeudan, es puesta en peligro precisamente por Hacienda con su postura y no solo por obligar al club a un esfuerzo no puede hoy asumir, también porque “se condiciona mucho el día de mañana” desviando, por ejemplo, los recursos que habrían de dirigirse a capitalizar la entidad y a hacerla más fuerte a otro fin, “cuando de lograr un ascenso rápido podríamos cancelar toda la deuda de una tacada”.

No obstante la delicada situación que vive el Hércules, Ramírez asegura tener controlada la necesidad de solicitar la modificación del convenio de acreedores antes del día 28, algo que desvelaba Alicante Plaza esta semana. El presidente blanquiazul se refiere a lo anterior como “un trámite” si bien reconoce la importancia que ya tiene “para el futuro de la institución” y respecto “al anterior consejo y su responsabilidad” plantear en plazo (y que el juez valide el nuevo plan de viabilidad, algo que está por ver que sea posible sin un acuerdo previo con Hacienda) el preceptivo incidente concursal, como paso previo e imprescindible para poder formalizar en las semanas siguientes la apalabrada modificación del convenio, lo que permitiría, de entrada, esquivar la obligación adicional de desembolsar 1,3 millones de euros el 30 de junio.

Noticias relacionadas

next