X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Por amor al arte / OPINIÓN

Sofía Vergara

Donald Trump y Kin Jong-un jugando a las nucleares. Guerra de tumbonas. El anillo mágico de las Perseidas. Los comunistas toman El Alcázar de Toledo. Venezuelafobia. Isabel Bonig quiere que Ximo Puig sea libre. Ícaro de Henri Matisse. Tendencia de otoño 100% rojo

13/08/2017 - 

VALÈNCIA. Mariano Rajoy acude a Marivent y ofrenda unos cabezazos Ancien Régime exageradamente  legionarios a S.M. Felipe VI. En su vuelta a Galicia, con 1 lumbago swing más en forma que el trombón de Glenn Miller, el presidente del gobierno anuncia –sorpresivamente- que va a por su 3er mandato. En otra pantalla –operación diseñada con tiralíneas desde la Moncloa- la guerrillera Andrea Levy clama contra el saqueo del Antiguo Testamento Popular. rEvolución controlada. Génova intenta desgarrar a dentelladas a C’S y recuperar a su ex electorado espantado por la corrupción. Albert Rivera no contesta. José María Aznar privatizó hasta la seguridad. La Guardia Civil lo recuerda en el aeropuerto d’El Prat. Que debería llamarse Pasqual Maragall.

Isabel Bonig y Ximo Puig. El president propone cambios en el Decret del Plurilingüisme para cristalizar un acuerdo. Bonig se borra del consenso, de la movilización por la financiación para la Comunitat Valenciana. Veremos qué cara le pondrá Vicente Boluda. Y Juan Roig, del que se habla más por su video viral que por el centro logístico de Mercadona en Sagunto o por la inversión de su yerno en el ladrillo con Atitlan. La presidenta del PPCV intenta abrir brecha en el Botànic cantándole a cau d’orella estilo Nino Bravo a XP Libérate, del Titi. Deja a la otra. Isabel Bonig debe vender ante Génova y la España blablabá popular que los valencianos somos los “catalanes buenos”. Amén.

Mónica Oltra interrumpe –¡chas¡- su veraneo para declararse anti-gestación subrogada. Aunque reconoce que ni en su partido ni en Compromís lo tienen claro. Lidia Falcón le da mare meua! un arreón. La xiqueta no es pot quedar callada una setmaneta sencera. El PSPV-PSOE continúa metabolizando allò de l’arròs amb fesols i naps de su 13 congreso. Rubén Alfaro escruta su futuro. Lo + mejor: han dejado a Manolo Mata de portavoz de turno. Algo brilla en la oscuridad ¡plim¡. Como cuando González Pons, brillante como Adán y Eva, en plena “batalla del agua” del Pare Camps, denominaba “nucleares del mar” a las desaladoras. Rugen las salinas de Santa Pola. Gerardo Camps, Ricardo Costa, Pedro Agramunt y Toni Cantó, mantenedores de verbenas veraniegas. Eva Ortiz perdida en los caminos rurales. La verdad de Charly García.

Antonio Estañ prefiere ser vigilante que gobernante. El Filósofo Supremo de Podem -simplemente- medita –ay- romper las diputaciones. No se pronuncia sobre la guerra de policías contra cuberos mojiteros –xiquet, la política es el poder- en la Castilla de Cospedal ni en Benidorm: incapaz de cuadrar su grupo en les Corts Valencianes. Los de la CUP no son neoanarquistas ni Jack el Destripador, aunque lo parezcan.  

Pepe Císcar ha convocado a sus temibles, valerosas y aguerridas tropas los primeros días de septiembre para proceder a la Gloriosa Reconquista del Palau del carrer dels Cavallers. Ahora hace falta saber si César Sánchez se prestará a tamaña empresa o se reservará para comer en la intimidad percebes con Feijoó en el Pazo de Meirás. Crisis de huevos. Sigue la guerra a muerte entre Contelles y Betoret, entre Coepa y la CEV. Baltasar Garzón, Gaspar Llamazares y Melchor Federico Mayor Zaragoza lanzan un partido instrumental de izquierdas tipo PPD chileno: Actúa. Con todo, la noticia de la canícula 2017 es la vuelta de Su Majestad Juan Carlos I con el amor de su vida: la señora Marta Gayá. Un puente colgante de 20 años: elegante-sosísimos los dos en el castillo encantado y joyceiano de la hierática y sugerente Irlanda. Llueve sobre mojado. Sí, te quiero, hija mía.

Gabriel Echávarri deja de alcalde a Natxo Bellido y -sólo- desaparecen las playas de la Albufereta y la del Tiro de Pichón. Y emergen, como en NY, cadáveres: media vaca en Urbanova, medio cerdo en el Postiguet y 1 cráneo privilegiado. Test del estrés, tromba de agua. Mientras, la derecha alicantina -reventón cálido de piojos marinos- preocupadísima por el regaliz. Carmen Montón, terror de homeópatas, traficantes de polvos de cuerno de elefante, promotora de criatures, de la fruta y verdura valencianes i ecológiques, no se pronuncia –agarra’t que ve curva- ni sobre el socarrat de Quique Dacosta ni -lo que es peor- sobre el sacrilegio de l’orxata sense xufa de Starbucks. Tormenta eléctrica: La Fronda en la vall de Guadalest. Las series son para el verano: culebrón en el Principal. No se habla de otra cosa en las terrazas alicantinas de moda: Manuel Alcaraz fue conseller de Cultura por un día para reunirse con SuperSanguino. Criadero de morsas y neardentales en la montaña alicantina. Caballos policías, la vaca Margarita y agostos tropicales. Las lágrimas de San Lorenzo y la UME iluminan al conseller de Transparència, al que le dejó tirado su coche fantástico –“Kit, crida als Mollà”- entre Alicante y El Campello. Enrique Ortiz ataca de nuevo con su huelga de limpieza. La multa de los graneles y el Santo Grial: 150 años de Cantueso Oro

El futur del Misteri es un misteri. Els xiquets quieren ser futbolistas y youtubers. Ni barrenderos ni políticos. La casa es cosa de mamá, de las niñas, enamoradas de los Gemeliers y de Pablo Iglesias. Íñigo Errejón es ya la tentación, el pecado bollycao viejuno. Verano 2017: festivalerismo y la vuelta del egiptólogo Zahi Hawass. Pedro Orts, intelectual y pediatra de la Vila Joiosa, siempre para siempre con todos los necesitados, clau del que som i serem, atentísimo lector de Alicante Plaza, nos ha dejado. Magia en el Freaks Arts Bar de Natalia Molinos. Un agrio aroma revive la negra España franquista. La sombra de la censura/autocensura en las play-list, en los culos de las socorristas de Gijón y en los de los gestores de piscinas. Un retrogusto a zotal de aguamanil y purgaciones del Izas, rabizas y colipoterras de Camilo José Cela. El bizcocho perdido 106 años en la Antártida. Guetta en Benidorm. Adiós a Terele Pávez. Todos con el escritor turco Yalçin. Sofia Vergara, 20 años de resilencia, fuerza del poder latino en un mundo de todos. Sin muros.

Noticias relacionadas

next