X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Visto para sentencia el juicio de calificación del concurso de acreedores del Elche

28/09/2018 - 

ALICANTE. Visto para sentencia el juicio que determinará la calificación del concurso de acreedores del Elche como fortuito o culpable.

Este viernes, en el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante, se celebraba la última de las ocho sesiones en que se estructuró una vista que arrancó el 4 de mayo y que ha llevado hasta la Sala del Jurado de la Ciudad de la Justicia de Elche a José Sepulcre, Juan Anguix, Diego García, Juan Carlos Ramírez, Antonio Rocamora, Toño García Hita y Francisco Sánchez, entre otros, como afectados; representantes de varias sociedades como Nuevos Riegos del Progreso o Kuntajara en calidad de cómplices; y a Javier Tebas, Manuel Illueca, Carlos González, funcionarios de la Agencia Tributaria y auditores de la firma BDO, por ejemplo, en calidad de testigos.

Jesús Morant, José Sánchez, Ramón del Páramo, entre otros, es decir, los letrados del Elche, José Sepulcre y Los Serrano, etc., han sido los protagonistas de una última jornada en la que, como ya hicieran sus clientes en los interrogatorios, han defendido que hubiera mala fe en las decisiones adoptadas por ellos en el marco de la gestión y que terminó con el Elche solicitando la declaración voluntaria de concurso. 

Eso sí, además de echar balones fuera, a lo largo del juicio, los Sepulcre, Anguix, Rocamora, etc. sí han culpado al de enfrente de la caída económica de la entidad y de que no les hubiera permitido poner en práctica la solución que aseguran que tenían para evitarlo. Las declaraciones de los testigos a lo largo de las ocho sesiones, por su parte, han permitido arrojar luz sobre algunos de los hechos que rodearon el descenso administrativo del Elche en el verano de 2015, pero también acontecimientos posteriores y que han marcado la actualidad franjiverde. Y es que la vista ha girado sobre las reuniones cruzadas entre responsables municipales, de la Liga y del propio club, las diferentes auditorías y las incidencias detectadas por las mismas, la venta de la deuda de la Fundación o el ya tristemente famoso "pagaré trucho", que diría Javier Tebas. A diferencia de la Fiscalía que ha reducido la nómina de acusados a menos de la mitad (Juan Carlos Ramírez, José Luis Maruenda, Ramón Segarra y César Nohales, entre otros, ya no serían culpables a su juicio) y siempre se ha mostrado muy puntillosa con los años de presidencia de José Sepulcre, el administrador concursal, Carlos Pérez, ha mantenido su propuesta de concurso fortuito, si bien ha pasado de advertir sobre algunos actos de los pocos meses en que Juan Anguix estuvo al frente del club para dejar entrever que determinadas conductas sería suceptibles de reproche penal y es que el informe de la filial española de UBS Europe sobre el citado pagaré, solicitado por el juez a instancia de una de las partes, marcó un antes y un después en el desarrollo del procedimiento.

En manos del magistrado Luis Fortea queda el desenlace de este procedimiento que, de terminar en una calificación como culpable del concurso, conllevaría cargas millonarias para los condenados.

Noticias relacionadas

next