X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ForoAP - turismo y hospitalidad

Colomer: "Ante la 'robotización', el turismo tendrá que seguir ligado a la capacidad de empatizar"

2/07/2018 - 

BENIDORM. La Generalitat Valenciana ha apostado por el valor de la hospitalidad que ofrece el destino a sus visitantes en este nuevo rumbo de la estrategia para el turismo de la región. Y sobre este aspecto debatieron los invitados al foro organizado por Alicante Plaza y la Agència Valenciana del Turisme, con el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, como principal adalid de este nuevo camino. El acto estuvo presentado por Juan Ignacio Alfonso, director de Expansión de Alicante Plaza, y moderado por Miquel González, director de Alicante Plaza.

Colomer indicó la importancia de los pasos dados hasta ahora, como la creación del Código Ético del Turismo así como la inclusión de la palabra "hospitalidad" dentro del nombre que se le ha dado a la nueva norma autonómica de turismo de la Generalitat Valenciana aprobada recientemente como "Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad", lo que para el titular del área, es una clara muestra del mensaje "contundente" que están mostrando para saber dónde quieren ir. 

Además, Colomer indicó que se trata de dotar al sector de un elemento diferencial de lo que "los valencianos ofrecen al mundo". A continuación, durante su primera intervención afirmó que se está trabajando para que la hospitalidad tenga retorno económico: "Nadie regresa donde le tratan mal". De igual modo, hizo un repaso por las diferentes campañas con influencers, el objetivo de que se contagie la hospitalidad así como el acento en esta característica mediterránea. Con todo, apuntó que debe ir acompañado de una formación en dicho aspecto.

"Estamos a las puertas de la cuarta revolución industrial, ante la robotización que habrá que vigilar éticamente, será fundamental que el turismo siga ligado a la capacidad de empatizar", afirmó el secretario autonómico de Turismo.

La mesa de debate contó con distintas sensibilidades del turismo valenciano, como el que rodea al área cultural con la directora del Mubag, Joserre PérezGil, que reforzó la idea de contar con distintas posibilidades que sirvan de amarre para el turista que va más allá del sol y playa o que lo compatibiliza con otras actividades: "Lo que intentamos dentro del mundo cultural es darle algo que no se esperaban y dentro de esto, está la hospitalidad de los centros culturales que dan una grata sorpresa".

Una idea que secundó Miriam Gómez Garrido, representante de la Asociación Provincial Hostelera de Alicante, APEHA. Para Gómez, los alicantinos "somos los primeros que no sabemos lo que somos capaces de dar. No somos conscientes de la cultura que tenemos. El turista viene con la idea de sol y playa y café, pero no se esperan castillo, museos, gastronomía...".

En este sentido, Nemesio Navalón (Werynessy-Villena) reivindicó el papel de los destinos de interior: "¿Por qué se llama turismo de interior? La comunitat es muy estrechita, no estamos tan adentro", dijo entre risas. Así, explicó que este tipo de municipios tienen que basar su especialización turística en la cultura y el patrimonio: "Queremos ser el complemento ideal para los que vienen a la playa y no sólo quieren la playa. Para ello, tenemos que crear eventos además para que la gente pueda ir". Como consecuencia, criticó las infraestructuras de transporte público para mover a los turistas.

Participantes del debate, con Navalón en el centro de la imagen. Foto: RAFA MOLINA.

Además, Navalón reivindicó la esencia alicantina para que fuera un atractivo más de los destinos: "Lo que tenemos que hacer es ser cómo somos. ¿En qué diferencian los alicantinos? En lo que comemos, la cultura, costumbres, eso es lo que tenemos que vender. En la ruta del vino de Benidorm nos dijeron que no se vendía vino de Alicante, eso es lo que veo patético. Tenemos que vender lo nuestro", criticó.

Desde el mundo de los guías turísticos, Samuel Martínez señaló las distintas posibilidades que tiene la Comunitat, como la observación de aves, la apuesta por el sector del mármol en Novelda, el enoturismo o la puesta en valor de los castillos históricos. Aspectos todos ellos importantes para atraer a turistas chinos, que es uno de los objetivos de la región. Asimismo, afirmó que para ello, es importante que los propios residentes de los destinos reconozcan como propio los productos que se están ofreciendo a los visitantes.

"El sol y playa es una bendición y Benidorm es un ejemplo mundial, personal e intransferible. Un ejemplo mundial de éxito, todos allí saben que la industria es el turismo, entre otras cosas. Pero claro que somos algo más: el paisaje, la música, cultura, gastronomía, etc. estoy de acuerdo en que hay que crear más trasversalidades que el sol y playa", contestó Colomer al resto de invitados.

¿Se están adaptando a los cambios?

El debate derivó a los cambios que se están mostrando en el tipo de estancia de los turistas, que acortan sus días de vacaciones en una misma ciudad y la forma en la que se están valiendo de las nuevas tecnologías para informarse de los lugares de interés. En este sentido se pronunció la presidenta de la Asociación Provincial de Hoteles y Alojamientos Turísticos de Alicante (APHA), Isabel González

Joserre PérezGil, Miriam Gómez Garrido y José Luis Gascó. Foto: RAFA MOLINA

"Lo que tenemos que saber es cómo actuar y adaptarnos", dijo la empresaria hotelera, quien aseguró que el sector turístico y los propietarios sí que ha ido realizando cambios estructurales en sus servicios, recordando el servicio de Wifi gratis que ofrece Benidorm en sus playas. Además, abogó por terminar con algunos medios tradicionales de promoción, como "ciertas distribuciones impresas". Entre otros aspectos, manifestó la importancia de redes sociales como Instagram para el posicionamiento de una marca.

Para Tono Franco, cofundador de Globaldit, el sector sí que se está adaptando, "la cuestión es cuánto", afirmó: "Las fiestas culturales cada vez están más reconocidas, como las hogueras, la tomatina, etc. La integración con el interior se está produciendo, las tres "P" de paseo, pipas y playa las hemos superado. Pero necesitamos aceleradores para la adaptación", comentó.

En este sentido, la adaptación está dando algún que otro problema a la comunidad educativa y a los formadores. Tal y como explicó José Luis Gascó, de la Universidad de Alicante, tienen "muchos alumnos que los tenemos que 'vender', lo tienes que colocar en algún sitio. Debéis de calentaros la cabeza, no hemos podido poner a ninguno en prácticas en las nuevas plataformas", criticó.

La importancia de la formación

Desde el inicio del debate se puso sobre la mesa la importancia de formar a los trabajadores de este sector incluso en la hospitalidad que se le tiene que transmitir a los clientes. En respuesta a que si son suficientemente hospitalarios, Joserre PérezGil aseguró que "todo en esta vida es mejorable. La zona mediterránea es muy abierta. Se puede mejorar con formación, pero sobre todo también que entre todos los distintos sectores se puedan unir y que tengamos muchos proyectos, pero uno que sea en común. Que una vez al año nos podamos unir y se vea reflejado en la calle".

Por su parte, Isabel González apostó por dos partes diferencias, por un lado la relativa a la actitud intrínseca del propio individuo, reforzada por la familia, y por otro, la que abarca la educación que se adquiere durante su etapa de formación en lugares como la escuela o la universidad. "La hospitalidad está en nuestra cultura, nuestros antepasados ya lo tenían", concluyó. 

Noticias relacionadas

next