X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la empresa de erik devesa facturó 62 millones, un 14% más

La benidormense Centauro Rentacar eleva su beneficio un 50% hasta los 7,8 millones de euros

7/12/2017 - 

ALICANTE. La empresa benidormense de alquiler de vehículos sin conductor Centauro Rentacar, uno de los referentes del sector junto a la alicantina Goldcar (hoy controlada al 100% por la francesa Europcar), cerró 2016 como uno de sus mejores ejercicios, tras incrementar su facturación un 14,5% y su beneficio neto un 50%. Como ha publicado este diario, pocos meses después del cierre del ejercicio, el pasado mes de abril, el fondo de capital riesgo español Portobello se convirtió en el accionista mayoritario de la firma fundada por la familia Devesa.

En el último año con la familia de empresarios benidormenses como propietarios de la empresa, Centauro alcanzó un volumen de facturación de 62.254.376 euros, un 14,5% más que en 2015, cuando la cifra de negocio se elevó a 54.338.397 euros, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil de Alicante. El resultado de explotación, así, pese a un mayor gasto en personal y en servicios exteriores (y al deterioro del inmovilizado) se elevó a 11,47 millones de euros, un 25% más que el año anterior, cuando esta variable fue de 9,32 millones.

Fruto del incremento de negocio, el beneficio al final del año de la empresa benidormense se disparó un 50%, al pasar de los 5,2 millones de euros que se anotó en 2015 a los 7,8 millones de 2016. Según se indica en la memoria, el administrador único de Centauro, Erik Devesa, propuso destinar el importe íntegro del beneficio a reservas voluntarias, de forma que el patrimonio neto de la sociedad se incrementó. En 2015, Centauro repartió un dividendo de dos millones a cuenta del beneficio de ese año.

Si bien no consolida las cuentas del resto de sociedades de la familia, Centauro actúa de facto como sociedad dominante del grupo, que también explota un aparthotel en la playa de Levante y algunas gasolineras, lo que eleva la facturación del grupo a 66 millones de euros, según los datos ofrecidos cuando se cerró la entrada de Portobello.

El informe de gestión del CEO de Centauro destaca que la sociedad "se halla en pleno desarrollo de sus actividades económicas, habiendo consolidado el resultado en los últimos ejercicios". De esta forma, "el futuro inmediato de la sociedad, dada la actual estructura del mercado en el que nos desenvolvemos, se presenta optimista a corto y medio plazo, especialmente considerando el buen resultado de explotación obtenido en los años 2015 y 2016, que suponen 9,3 y 11,4 millones de euros en cada ejercicio". La única incidencia que reseña el informe es la provisión de fondos para hacer frente a una eventual sanción de la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC), impuesta por pactar precios con otras firmas del sector, y que a la fecha de aprobación de las cuentas se encontraba pendiente de resolución en la Audiencia Nacional.

La memoria de las cuentas de 2016 detalla cómo en marzo del pasado año, David Devesa abandonó su puesto como administrador solidario de la empresa fundada por su padre en 1994, quedando Erik Devesa como administrador único. Con la entrada de Portobello Capital como accionista mayoritario en abril, tal y como ha informado este diario, el órgano de administración de la firma de alquiler de coches ha pasado a ser la del consejo de administración, con mayoría de representantes del fondo, pero en cualquier caso con Erik Devesa como presidente y CEO de la empresa.

Noticias relacionadas

next